EL OTRO DATO/ Poder del PRI nació del homosexualismo (1 de 5)

JUAN CHÁVEZ. Ávila Camacho lo elevó a la gloria; Ávila Camacho lo regresó al infierno.

Pero él ya había construido su parte, la gran parte que mantuvo al PRI en la gubernatura del estado de México por 92 años continuos.

Isidro Fabela, gobernador interino en el estado de México, en efecto, había conformado un poderío que sustentó en el llamado Grupo Atlacomulco, un grupo que no existe ni existió jamás, pero que se manejó como subterfugio de la política mexiquense y tocó las cuerdas de la política nacional hasta convertirse en un fantasma que decidía quién o quiénes debían participar en comicios electorales.

Llegó su fuerza, incluso, a determinar la ocupación de la Presidencia de la República, por lo menos en dos ocasiones, con Adolfo López Mateos y con Enrique Peña Nieto. Una fuerza fantasmal, pero fuerza al fin.

Fabela, distinguido académico internacionalista de alto calibre de los tiempos de Venustiano Carranza, era homosexual nacido en Atlacomulco. También se distinguió por sus grandes dotes como político, en la época posrevolucionaria. Pero el asesinato del gobernador Alfredo Zárate Albarrán, acaecido en 1942 por la falta de instituciones consolidadas, fue el hecho que le abrió las puertas de la gran polaca.

Los grupos posrevolucionarios que gobernaron el estado de México después del movimiento carecían de cohesión. Aun cuando ya se había instaurado un régimen de instituciones en el país, la entidad mexiquense seguía viviendo conflictos entre los grupos de caciques.

En la década de los veinte, las figuras centrales de la política local fueron los hermanos Gómez, Abundio y Filiberto, así como Carlos Riva Palacio, quienes ocuparon la gubernatura y diferentes cargos de elección popular sucesivamente, sin interrupción.

En 1925, cuando Abundio Gómez era gobernador, su hermano Filiberto fundó el Partido Socialista de los Trabajadores (PST)del Estado, partido que dominó la política de la entidad. La creación del PST logró afirmar el poderío de la camarilla obregonista-callista, que sólo terminó hasta el accidental advenimiento de Isidro Fabela.

Al PST se le reconoce como el antecedente inmediato del Partido Nacional Revolucionario (PNR) en la entidad. Sin embargo, los grupos locales mantuvieron el poder por casi veinte años. El caciquismo pues siguió en pie, no obstante que en 1937 el presidente Lázaro Cárdenas influyera en la designación a la gubernatura de Wenceslao Labra, yerno de Filiberto Gómez… aunque el gobierno de Labra haya liquidado al grupo gomista, dando paso a nuevas élites con mayor relación al presidente y las élites nacionales.

Como sea, Labra represento “el orgullo del nepotismo” de aquellos tiempos, por su liga familiar con el cacique Filiberto Gómez

Manifestaciones todas, de la inmundicia y bazofia conque el estado que mayor número de electores arroja en el padrón, se ha manejado desde los tiempos en que la Revolución quedó atrás.

Ha sido una sucesión de mandatarios surgidos del caciquismo y de la mano negra, en ocasiones, del presidente de la República en turno.

Fue el caso del presidente Manuel Ávila Camacho que designó en 1942 a Isidro Fabela Alfaro como gobernador de la entidad; lo cual, para muchos, significó el parteaguas de la política en la entidad mexiquense.

Isidro Fabela se convirtió en el principal promotor e iniciador del grupo del estado de México, “una corriente política que, a lo largo de los años, se convertiría en la élite política privilegiada a la hora de decidir y asumir posiciones en el Estado” (Arreola, 1995: 199), la cual ha sido denominada “Grupo Atlacomulco”.

Fabela iba que vuela rumbo a la Presidencia de la República, pero Ávila Camacho le cortó las alas y no le propició ascender en su carrera política)

Ávila Camacho impidió la candidatura de senador por el estado a Fabela, nombrándolo juez en la Corte Internacional de la Hay, por un período de seis años… de nuevo al infierno diplomático.

(Mañana 2: Fabela los prefería guapos y jóvenes)

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Violencia de terror con “abrazos, no balazos”

JUAN CHÁVEZ ¡No que no…! Violencia contra políticos está desatada: un candidato de Morena fue …