EL OTRO DATO/ AMLO tras dinero de las Afores

JUAN CHÁVEZ. En busca del dinero donde lo halla, López Obrador no se tentará el corazón para irse sobre los ahorros de los trabajadores para el retiro, que andan en cerca de los 5 billones (5 millones de millones) de pesos.

Eso representa poco más de la mitad del presupuesto federal que la Cámara de Diputados está por aprobar para el ejercicio 2023.

La cantidad es tentadora para el diablo Domador de Palacio, que ya se echó el tiro de jalar para su “causa” el dinero que permanezca inactivo en las cuentas bancarias por 3 años, en lugar de los 6 que fijaba el artículo 61 de las Ley de Instituciones del Crédito.

Se ha observado en prácticamente todo el mundo que el aumento en las tasas de interés y la caída en el precio de las acciones ha repercutido en una minusvalía de los portafolios de ahorro (erróneamente llamados de inversión); esto es lo que le ha sucedido al valor de los activos que administran las afores en las cuentas individuales de ahorro para el retiro propiedad de los trabajadores.

De acuerdo con la CONSAR, en lo que va del año ha habido una minusvalía de 473,000 millones de pesos; esta es solo una pérdida contable y no se realiza a menos que se vendan los activos. Es de esperarse, porque así ha sucedido en el pasado, que las minusvalías desaparezcan cuando, a medida que se reduzca la tasa de inflación las tasa de interés empiecen a bajar y los mercados accionarios se recuperen. La minusvalía registrada es solo contable y, muy importante, transitoria.

Ya sabemos que el presidente López no entiende el funcionamiento del sistema financiero ni el porqué de la minusvalía registrada en las cuentas individuales de retiro, pero afirmó que evaluará el sistema de ahorro para el retiro. Esto debe encender todas las alarmas en la oficina del secretario de Hacienda así como en cada uno de los hogares mexicanos porque existe el peligro de que el ahorro que tienen los trabajadores para su retiro desaparezca.

Al cierre de septiembre  de 2022 el saldo en las cuentas individuales de los trabajadores ascendió a 4.86 billones de pesos (más de la mitad del presupuesto público para el próximo año). Es mucho dinero y siempre está la tentación para un gobierno populista como es este, de apropiárselo, más aún cuando ya se le acabaron los recursos para financiar sus obras faraónicas, “fortalecer” a Pemex y a la CFE y seguir pagando sus programas sociales/electorales. Si el presidente se apodera de esos recursos (por ejemplo con una afore gubernamental en lugar de las privadas) los trabajadores perderán su riqueza y sus pensiones; téngalo por seguro.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Marchar por la democracia es hipocresía: Sheinbaum

JUAN CHÁVEZ Los que marchamos ayer domingo por la democracia, somos hipócritas, según la señora …