EL OTRO DATO

México y Ucrania, víctimas del expansionismo (5 y última)

(Paréntesis forzado: Bendito Juárez y su suerte. Con el declarado Benemérito de las Américas el país estuvo a punto de otorgar a Estados Unidos el paso libre en el Istmo de Tehuantepec y la cesión de Bahía Magdalena para una base naval. Pero afortunadamente, el Tratado McLane-Ocampo que contemplaba ambos golpes a nuestra soberanía, no fue aprobado por el Senado de Gringolandia)

JUAN CHÁVEZ. Con Juárez, México estuvo a punto de convertirse en colonia o protectorado de Estados Unidos. La historia lo registra así. No obstante, este 21 de marzo que se celebra un natalicio más del único presidente indígena que ha tenido México, será engalanado con la inauguración presidencial del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, figura de la Revolución Mexicana.

La promulgación de la Constitución mexicana de 1836, conocida como las «Siete Leyes», que reemplazó a la Constitución de 1824, derogada en 1835, sustituyó el sistema de gobierno federal por un sistema centralizado, que privaba a Texas de su autonomía política.

La guerra con Estados Unidos había concluido; la autoridad del presidente Antonio López de Santa Anna quedó muy debilitada, ya que fue tomado prisionero en San Jacinto y obligado a firmar el Tratado de Velasco. Esto provocó su destitución por el Congreso mexicano y su reemplazo por Anastasio Bustamante.

El gobierno estadounidense de Andrew Jackson reconoció inmediatamente la independencia de Texas.

El Congreso mexicano no ratificó el Tratado de Velasco y desconoció a Texas como Estado independiente, declarándolo en estado de rebeldía. Tras lo cual se reiniciaron las hostilidades entre México y Texas.

Texas se unió a los Estados Unidos y esto desencadenó la guerra entre México y los Estados Unidos que se extendió hasta 1848. Luego de la finalización de la guerra, México se vio obligado a firmar el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, por el cual debió ceder Texas, Nuevo México y las Californias a los Estados Unidos. Para México esto representó la pérdida de la mitad del territorio que había heredado de España en 1821.

Con la incorporación de los territorios arrebatados a México, los Estados Unidos se consolidaron como una potencia bioceánica, con salidas al Atlántico y al Pacífico.

Santa Anna, en tanto, quiso continuar la guerra yéndose a Oaxaca para formar un nuevo ejército, pero no sucedió porque Benito Juárez (el Juárez del nuevo López despreciable y ruin) no quiso apoyarlo y le prohibió la entrada. Después de este hecho, Santa Anna se va al exilio.

Juárez, entonces, es el nuevo Santa Ana y negocia que un militar de alto rango norteamericano se haga cargo de las tropas mexicanas, cosa que no sucedió.

Había ya estallado la llamada Guerra de los Pasteles y Santa Anna, hombre sumamente nacionalista y patriota, pero también muy corrupto, defendió al país de los españoles y los franceses.

Uno de los presidentes más conocidos en el país es el originario de Oaxaca; con su nombre existen municipios, calles, y su imagen también está en monedas y billetes. El Inegi reportaba hasta el año 2017, un total de 60,148 calles con el nombre de Benito Juárez, así como ocho municipios distribuidos en diferentes entidades.

El expresidente de México y el único de origen indígena realizó y ejecutó diversas leyes, entre la que más llama la atención la separación Iglesia-Estado.

Pero ¿qué hay detrás de este hombre que vino desde Oaxaca a la Ciudad de México para convertirse en el presidente número 26 por un total de cinco periodos entre 1858 y 1872?

Estuvo preso en San Juan de Ulúa, tras regresar de un destierro en Cuba debido a que Santa-Anna se convirtió en presidente.

La frase más conocida de Juárez es “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”; sin embargo, esta no es propia del expresidente mexicano, sino que fue pronunciada por el filósofo Immanuel Kant en su ensayo: “La paz perpetua”.

Fue el presidente de menor estatura a nivel mundial y a lo largo de la historia, pues solo medía 1.37 centímetros.

De acuerdo con cronistas y biógrafos de la época, quizá su altura fue motivo de complejo, pues Maximiliano de Habsburgo media casi 1.90 centímetros. El rumor surgiría cuando Juárez al observar el cadáver de su rival político (quien fue fusilado en el Cerro de las Campanas), el presidente exclamó: “Era alto este hombre, pero no tenía buen cuerpo: tenía las piernas muy largas y desproporcionadas”.

El hijo primogénito de Benito Juárez se llamó Tereso Juárez Ortiz, fruto de una relación con María de la Cruz Ortiz, una mujer tehuana de casi 17 años de edad.

El 14 de diciembre de 1859 se firmó, en el puerto de Veracruz, México, el Tratado McLane-Ocampo, formalmente conocido como el Tratado de Tránsito y Comercio.

¿Qué cedía el tratado McLane-Ocampo firmado con Estados?

El Tratado firmado por los ministros McLane y Ocampo en diciembre de 1859, y que debía ratificarse seis meses después, contemplaba el libre comercio de una serie de mercancías y el derecho de tránsito por el istmo de Tehuantepec; de Guaymas a Nogales, y de Matamoros a Mazatlán. Además, se cedía la soberanía de Bahía Magdalena para una base naval gringa.

El Tratado McLane-Ocampo fue rechazado de manera definitiva por el Senado de Estados Unidos en mayo de 1861.

Benito Juárez no fue considerado por la historia como un maldito traidor entreguista. Y no porque no lo fuera, sino por su buena suerte. Al entonces presidente de Estados Unidos, James Buchanan, le agradaba y convenía la firma de ese tratado; sin embargo, éste no fue ratificado por el Senado estadounidense.

Si se hacen a un lado los juicios que son resultado de la incomprensión de Juárez como hombre de su tiempo, hay que hablar aquí de las acusaciones de traición a la patria. ¿En qué consisten éstas? Se acusa a Juárez de haber solicitado al gobierno de los Estados Unidos un general yanqui que viniera a mandar a todo el ejército de la República mexicana; de haber ofrecido parte del territorio nacional a los Estados Unidos a cambio de su ayuda material en la lucha contra los conservadores y el Imperio de Maximiliano; de alentar que fuerzas de la Marina de los Estados Unidos intervinieran directamente en nuestras contiendas internas, al capturar la escuadrilla fletada en La Habana por el gobierno de Miramón; y de haber firmado un tratado que convertiría a México, para todo fin práctico, en un protectorado o semicolonia de los Estados Unidos.

Juárez iba a participar en el expansionismo del vecino del norte que ya había arrebatado a México el 55% de su territorio.

Como parte de las leyes de Reforma, perjudico a las comunidades indígenas al no permitirles tener tierras comunales. No obstante, la grandeza de la Reforma es la separación del poder y el clero para siempre… aunque sus propósitos de cooperación al expansionismo de Estados Unidos no se hayan dado por “su buena suerte”

Juárez ejerce el cargo de Presidente sin haber sido electo y dura en él 14 años. En la escala popular, el danzón Juárez lo evidencia: “Si Juárez no hubiera muerto…”

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Como en la guerra fría

JUAN CHÁVEZ En Cuba hay submarinos y barcos atracados en los puertos de La Habana …