DIARIO EJECUTIVO/ López Obrador inventó los apagones

SONY DSC

>> También la inflación, la dictadura, la deuda…

>> Telcel, The Economist, China, Turismo, Industria

ROBERTO FUENTES VIVAR

¡Dios, por favor, sálvanos! Yo, al igual que nuestra abanderada Xóchitl, conozco las capitales de los cinco continentes y hasta sé cuál es la capital del mundo. Por eso te pido, con toda mi fuerza y corazón por México, que nos salves de este señor que está sacándonos canas verdes y quiere acabar con la democracia y hasta con la luz por inventar los apagones.

Antes de que Andrés Manuel López Obrador asumiera la presidencia de México, el mundo y nuestro país vivían en el paraíso. No había apagones, dictaduras, deuda externa, deseos de venganza. Se cuidaban los recursos naturales y no había desequilibrios fiscales.

Pero ni modo, tuvo que llegar al poder un presidente populista –el primero en México y sea lo que sea que signifique la palabra populismo- y romper el equilibrio natural. Malvado él, hijo de Satán y  de alguna de las mujeres malévolas de la historia y la mitología, como Eris o Éride, que dicen que fue la diosa de la discordia y representación de la envidia.

López Obrador o AMLO es malo, como la carne de puerco. Seguramente en su adolescencia y por profesar ideas sociales se almorzó a muchos niños en salsa verde, perdón en salsa roja, porque así son los comunistas necesitan salsa roja para saciar sus instintos

En fin, todo era concordia, no existía el narcotráfico, no había violencia, todos los mexicanos podían expresarse libremente, los estratos sociales más desprotegidos contaban con todos sus derechos y los más ricos compartían sus riquezas en un sistema que, dice la frase (tan cursi y tan gringa que era como una escena de televisión) “todo era miel sobre hojuelas”.

Pero tenía que llegar alguien que echara todo a perder. Y ese alguien posee un nombre: Andrés Manuel López Obrador (AMLO) o MALO, como le dicen algunos cambiando en Andrés Manuel por el Manuel Andrés.

Pues este maléfico personaje vino a provocar, por primera vez en la historia del mundo, los apagones y sobre todo cuando hace tanto calor que tuvimos que prender el aire acondicionado central, el de la planta baja y el del primer piso. El del tercer piso no, porque con eso ahorramos energía. Por el calor, además del aire acondicionado, hasta encendimos los  doce ventiladores que tenemos en casa. Pero por culpa de ese señor nos quedamos sin luz y sin ver las siete televisiones que tenemos conectadas y no se diga que hasta nuestras 14 computadoras de la casa resultaron afectadas. (Los apagones de California y Texas y hasta el norte de Estados Unidos, no solo los de 2022, sino los anteriores, los de Suecia, los de China, los Japón, los de América Latina, fueron pequeñeces algunos duraron más de cuatro meses. Es más ni siquiera los de México de 2017 y 2012 fueron importantes.) Los únicos verdaderamente importantes son los de la semana pasada en México, porque fueron provocados porque el Centro Nacional de Control de Energía los programó al haber una sobrecarga. Definitivamente AMLO o MALO es el creador de los apagones. Los de antes en México y el mundo fueron solo un prolegómeno de las suspensiones de servicio eléctrico de la semana pasada porque el maléfico se empeñó en tratar de rescatar la industria eléctrica nacional y que la Comisión Federal de Electricidad tuviera el 51 por ciento de la generación eléctrica cuando solo tenía en 36 por ciento porque los héroes de la industria eléctrica global (como la española Iberdrola) controlaban ya la mayoría de la generación de electricidad para beneficio de la sociedad mexicana. Malvado presidente que les quitó su negocio. Por eso nosotros, como somos conscientes de que vivimos en un mundo que hay que conservar, ya les prohibimos a todos los sirvientes del tercer piso que enciendan la televisión y las luces de su cuarto. No se dan cuenta de que la televisión y la luz generan más calor.

Para colmo de males este personaje insufrible tuvo la mala idea de inventar no solo los apagones, sino también la inflación. ¡¡¿Cómo es posible, Dios que exista alguien tan inhumano?!! No se dará cuenta este señor que vive como rey en un Palacio que nos está afectando nuestros ingresos, quizá no nuestros ingresos, pero si nuestros egresos. Cada vez que envío a mi sirvienta con el chofer a que hagan las compras para defensa ¡Todo está más caro! Ya van dos ocasiones en que la sirvienta me dice que no le alcanza y hasta ha tenido que dejar de comprar algunos productos. La semana pasada me dijo que tuvo que comprar en vez de 10 paquetes de Perrier solo cinco porque el dinero le alcanzaba. ¡Cómo es posible que tengamos que dejar cinco paquetes de Perrier! solo porque están más caros.  No se da cuenta ese señor de que por inventar la palabra inflación ahora tenemos que comprar agua más barata y de menor calidad. Afortunadamente, mi esposo, que se dedica a comprar productos importados, ha hecho lo que tenía que hacer  y ha retiquetado todos los productos que compra en el extranjero. Dice él que algunos le salen más baratos porque el peso se ha revaluado, pero no importa, hizo lo que tenía que hacer: aumentar los precios.

Pero la cosa no para ahí, resulta que ese señor, muy indecente por cierto, porque todos los días está dale y dale con sus mañaneras, también se le ocurrió inventar la deuda pública. Es decir que nos endeudó a todos los mexicanos. Hasta ahora  me entero de que existe una cosa que se llama déficit fiscal que quiere decir que el gobierno gasta más de lo que recibe. Y así nos ha endeudado a todos. Bueno, a nosotros no tanto, porque como tenemos acciones de Banamex y de BBVA recibimos parte de las ganancias de estos bancos y con eso nos va bien. Ahora debemos 15 billones de pesos, cuando antes no debíamos nada. O muy poco. Dicen algunos mal intencionados que no es cierto que el país estaba ya endeudado desde antes porque Vicente Fox y Felipe Calderón subieron la deuda de un billón a cinco billones de pesos y que Peña Nieto (¡Ay, tan bonito él con su copetito que todos los jóvenes le imitaban!) la subió a 11 billones de pesos. Pero ese no es el caso, el caso es que hoy debemos más y eso debe preocuparnos a todos porqué ¿quién va a pagar las deudas? Lo bueno es que mi esposo cuando tuvo deudas se las pagó el gobierno con eso que le llamaron A toda proa o Fobaproa o algo por el estilo.

Y lo que es peor, querido Dios, es que está acabando con nuestra democracia. Antes podíamos ir al club o a cualquiera de los restaurantes a los que acostumbramos a acudir aquí cerca de la casa, en Polanco o en las Lomas, y todos podíamos hablar hasta de política, sin que hubiera desacuerdos. Esa era una verdadera democracia en la que todos estábamos de acuerdo. Nuestra democracia. Pero hoy, háganme el favor, ya va a uno a cualquier lado y hasta las cajeras y los encargados se atreven a hablar de política y nada menos que para decir que están de acuerdo con ese señor que vive en palacio. Eso ya es una dictadura. Antes había u  problema y mi esposo sabía a quiénes recurrir para evitar los conflictos. Hoy son las mismas autoridades las que provocan los conflictos ¡¿Cómo es posible que los trabajadores se atrevan a contestarle al patrón!? El otro día mi esposo venía contrariado y hasta tuve que darle una cucharada de Unival porque uno de sus achichincles se atrevió a decirle que no estaba de acuerdo con que la empresa subiera los precios cuando estaba comprando más barato el aceite de oliva que importamos de España. Desde luego que o pudo despedir porque ahora hay un sindicato, pero sí venía enojado y parece ser que lo puso a disposición de personal. Por favor, Dios, que entiendan que eso no es democracia. Ya cualquiera puede hablar de lo que sea sin entender lo que dice. No, eso no es democracia. Es una dictadura.

Ojalá lo entiendan los mexicanos. La democracia es que podamos hablar nosotros, pero no todos. Ayúdanos, Dios, porfa, plis.

La vecina de las Lomas ya entendió que los apagones son por obra y gracia de Andrés Manuel López Obrador, aunque no entienda que no entienda.

Dice el filósofo del metro: Dios dijo: hágase la luz; no: especulen con los apagones.

Tianguis

No me gusta utilizar mi columna para dar a conocer cuestiones personales, pero a veces es necesario. Durante muchos años he sido cliente de los planes Amigo de Telcel. Primero costaban 150 pesos por 30 días, luego le fueron bajando hasta 26 días. Así se mantuvieron durante algún tiempo, incluso en las temporadas de mayor inflación, lo que era loable por parte de Carlos Slim. El mes pasado me enteré de que habían bajado a 25 días lo cual se me hizo un aumento pero bastante moderado. Por eso lo volví a contratar. El 25 de abril pague con mi tarjeta de débito los 150 pesos correspondientes al plan de 25 días. Inmediatamente me llegó un mensaje que decía “tu saldo es insuficiente para renovar tu Paquete Amigo sin Límite 100 Recurrente  recarga con tu tarjeta bancaria *321 o compra un paquete en: pqtmex.telcel.com”. Chequé en mi banco y me descontaron los 150 pesos pagados a Telcel, pero en vez de darme 25 días, me dieron son solo 15 días y se me venció el 10 de mayo. Y me sigue llegando el mensaje de que mi saldo es insuficiente. Creo que esas triquiñuelas no se valen. No son dignas de la confianza que los mexicanos como yo tenemos en Carlos Slim...Muy interesante en reporte que apareció el fin de semana en The Economist y que fue reproducido en La Jornada, en el cual se dice que El orden que ha regido la economía mundial desde la Segunda Guerra Mundial está hoy al borde del colapso. Agrega que un número preocupante de factores desencadenantes podría ocasionar un descenso hacia la anarquía, donde la guerra vuelve a ser el recurso de las grandes potencias, advirtió. En un reporte especial, titulado El orden liberal internacional está cayendo lentamente, asegura que la desintegración del antiguo orden es visible en todas partes. A juicio de la publicación –abierta partidaria de la liberalización comercial y financiera de las últimas décadas– las instituciones que han conducido la globalización están “perdiendo credibilidad rápidamente, a la vez que la economía mundial, dice, no puede depender sólo de Estados Unidos… También este fin de semana se realizó el vuelo CZ8031 de China Southern Airlines directo a la ciudad de México,  con lo que se reactivó la ruta directa China-México, la única en su tipo en la actualidad. Durante la inauguración, el embajador de México en China, Jesús Seade Kuri, aseguró en el aeropuerto internacional de Bao’an, de esta ciudad, que esta iniciativa pionera tiende un puente entre culturas, economías y pueblos, simbolizando la fuerza, la resiliencia y la ambición que definen la amistad entre ambas naciones. Se trata del mayor vuelo directo entre China y América…. Por cierto, el ingreso de divisas por turismo en marzo alcanzó un total de tres mil 487 millones de dólares, lo que significó un avance de 11.3 por ciento frente al mismo mes del año pasado, cuando llegaron tres mil 133 millones de dólares. De acuerdo con las Encuestas de Viajeros Internacionales que realiza mensualmente el INEGI, el gasto de cada visitante fue de 458 dólares en promedio, monto que observó un avance de 0.5 por ciento respecto a los 456 dólares reportados en el mismo periodo de 2023. En el tercer mes de este año, ingresaron al país siete millones 599 mil 703 visitantes, cifra que representó un incremento de 10.8  por ciento a tasa anual… El INEGI presentó también el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) correspondiente a marzo, el cual señala que la economía secundaria creció 0.6  por ciento a tasa mensual. La actividad industrial incrementó 2.1  por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. En el tercer mes la Construcción creció 1.1  por ciento, las Industrias manufactureras se incrementaron  0.8  por ciento,  la Generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica, suministro de agua y de gas natural por ductos al consumidor final, subieron 0.2 por ciento y la Minería descendió 1.2 por ciento. Todos estos datos corresponden al avance entre febrero y marzo. Con respecto al tercer mes del año pasado, la Construcción avanzó 9.6  por ciento; la Generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica, suministro de agua y de gas natural por ductos al consumidor final, 1.9  por ciento, las Industrias manufactureras, 1.5 por ciento. Y la minería cayó 4.1 por ciento… La oficina de comunicación de Xóchitl Gálvez, dio a conocer que cuando la actual candidata presidencial de la Coalición Fuerza y Corazón Por México, era directora general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), logró incrementar de manera histórica, el presupuesto gubernamental del Organismo, al pasar de 970 a más de siete mil 500 millones de pesos que sumados a más de 25 mil millones de participaciones de fundaciones y corporativos internacionales permitieron abatir un rezago histórico… Por cierto que con las suspensiones de servicio eléctrico prácticamente toda la iniciativa privada ha iniciado una especie de campaña para solicitar al gobierno federal que incluya al sector privado en las diversas áreas de la generación y distribución de energía que tiene a su cargo la Comisión federal de Electricidad. Se les olvida que los empresarios poseen 46 por ciento de la generación eléctrica del país y que muchas de las empresas particulares que ingresaron en este sector incumplieron proyectos, a pesar de que llegaron a tener el 62 por ciento porque en sexenios anteriores se desmanteló a la paraestatal.

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

DIARIO EJECUTIVO/ La marea rosa no venció al abstencionismo

>> Urge oposición seria que no mida con Gansitos >> Despido, socio de EU, Minsait, …