Crea INE Comité Técnico para la Implementación de la Reforma Electoral 2023

>> Deberá realizar en muy poco tiempo una diversidad de tareas de complejidad mayúscula, y de la mayor trascendencia para el futuro del INE y de la democracia: Lorenzo Córdova

>> Se trata de un trabajo colaborativo, en el que participarán las y los consejeros electorales que continúan en el ejercicio de su cargo y los designados a partir del próximo 3 de abril: Consejera Claudia Zavala

Ciudad de México, 03 de marzo (entresemana.mx). El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) creó -por unanimidad- el Comité Técnico para la Implementación de la Reforma Electoral 2023, con el objetivo de establecer las líneas de trabajo indispensables para que las diversas áreas identifiquen y analicen las posibles modificaciones tanto en su estructura orgánica, como en su normativa, sin dejar de lado el cumplimiento de las funciones torales que tenían a su cargo cada una previa emisión del decreto.

El Comité quedará integrado de la siguiente manera:

Consejera Beatriz Claudia Zavala Pérez Presidenta
Consejera Norma Irene De la Cruz Magaña

Consejero Uuc-Kib Espadas Ancona

Consejero José Martín Fernando Faz Mora

Consejera Carla Astrid Humphrey Jordan

Consejera Dania Paola Ravel Cuevas

Consejero Jaime Rivera Velázquez

Integrantes
 

Titular de la Dirección Jurídica

 

Secretaría

 

Titular de la Dirección Ejecutiva de Administración

 

Asesoría Técnica Especialista

 

Inicia la instrumentación del Plan B

El Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello señaló que con ello se formaliza el inicio de los trabajos para la instrumentación de la reforma electoral que hoy entra en vigor, incluyendo la modificación de los instrumentos normativos y administrativos del INE, derivados del así llamado Plan B y se abre la posibilidad de que los acuerdos de este Instituto puedan ser impugnados ante los órganos jurisdiccionales competentes.

El Comité, agregó, estará integrado por las cuatro consejeras y tres consejeros electorales de este Instituto, que continuarán en sus cargos y “tendrá que realizar en muy poco tiempo una diversidad de tareas de complejidad mayúscula, y de la mayor trascendencia para el futuro del INE y de nuestra democracia”.

Lorenzo Córdova, presentó un voto concurrente, por considerar que si bien deben acatar la ley, “desde mi punto de vista, viola flagrante y abiertamente el orden constitucional”.

A salvo los derechos de los trabajadores

Córdova Vianello puntualizó que en el acuerdo “se funda, motiva y concluye de manera expresa que todos los derechos y prestaciones de todas y todos los servidores públicos del INE quedan salvaguardados durante el periodo de transición, con independencia de las obligaciones que resulten de la implementación de esta reforma”.

Y por supuesto, continuó, “queda a salvo el derecho de todas y todos los trabajadores que así lo decidan de impugnar los acuerdos que este Consejo General se ve obligado a tomar por las determinaciones del legislador”.

Trabajo colaborativo

La Consejera Claudia Zavala Pérez quien presidirá el Comité externó que se parte de un trabajo colaborativo, en el que participarán las y los consejeros electorales que continúan en el ejercicio del cargo y se incorporará a los que sean designados a partir del próximo 3 de abril.

“Vamos a caminar juntos y juntas con nuestras visiones, nuestros análisis, es un trabajo técnico-operativo muy relevante y vamos a sacar adelante esta reforma y lo que nos impone, los deberes que nos impone esta reforma”, enfatizó.

Tarea maratónica con plazos acotados

Este Comité, dijo la Consejera Dania Ravel Cuevas, tendrá la difícil tarea de encontrar la mejor manera de reestructurar, orgánica, administrativa y reglamentariamente al Instituto Nacional Electoral.

“A todas luces ser trata de una visión maratónica, porque la reforma aprobada trastoca todos los aspectos vinculados con la vida de esta institución y se nos dan plazos absurdamente acotados para hacer los cambios exigidos”, especificó.

Reto de implementar la reforma en elecciones 2024

“Estamos frente a un reto de mucha importancia, sin estudios previos tendremos que implementar la reforma en el proceso electoral más grande de la historia que enfrentará esta institución, a partir de este año: el Proceso Electoral 2023-2024”, externó la Consejera Carla Humphrey Jordan.

Garantizó que la reestructuración orgánica se realizará con pleno respeto a los derechos laborales de las personas trabajadoras que se encuentran adscritas bajo cualquier régimen laboral al Instituto. “Desde este espacio les aseguramos que buscaremos garantizar por todos los medios, todos los derechos de los casi mil 500 empleados y funcionarios de nuestro Servicio Profesional Electoral, que durante muchos años han servido con lealtad y con profesionalismo institucional a esta institución”, afirmó.

Visión de Estado

La interpretación y aplicación del nuevo marco normativo deben hacerse con una visión de Estado para no dañar la sólida cimentación con la que fue construida, “no podemos darnos el lujo de pasar a la historia como aquellos integrantes del Consejo General que implementaron una reforma electoral a rajatabla y no pudieron organizar una elección con los estándares de certeza que nuestro país está acostumbrado” consideró la Consejera Norma De la Cruz Magaña.

“Y visión de Estado es implementar un rediseño transversal con perspectiva de género y con el más amplio respeto a los derechos humanos de la ciudadanía y, por supuesto, a los derechos laborales de toda nuestra planta laboral; es garantizar elecciones libres, auténticas, pacíficas, imparciales, ciertas e independientes y al menos con los estándares que tenemos”, agregó.

Reforma electoral impuesta

Es la primera reforma electoral de las últimas cinco décadas que es impuesta unilateralmente desde el poder, que no se procesó a partir de un diagnóstico amplio y compartido, que renunció al ejercicio del diálogo y a la construcción de consensos con otras fuerzas políticas, como había ocurrido desde 1977 hasta 2014, agregó el Consejero Ciro Murayama Rendón.

Además obliga al Instituto a instrumentar “atropellos laborales”, como el que antes de que termine abril, determinar qué cargos y plazas del Servicio y de la rama administrativa deben desaparecer. “Sí, inicia la destrucción de la estructura profesional y territorial del INE, con este acto comienza lo que el Plan B desea, despedir al 85 por ciento del SPEN, desapareciendo figuras fundadoras del ámbito profesional e independiente; las vocalías distritales ejecutivas y mutila las juntas locales”.

Check Also

INE se declara listo para comicios en medio de violencia y división del país

>> A las ocho de la mañana empezará la apertura de 170 mil 179 casillas …