Seguridad privada analiza su impacto en la inflación

>> El contexto nacional incrementa el costo de mercancías y servicios

>> Inseguridad, uno de los renglones más destacados

>> Seguridad privada, componente estratégico de la economía nacional

Ciudad de México, 26 de enero (entresemana.mx). El contexto que se vive en el país ha comenzado a tener relevancia en el índice inflacionario. Empresarios de la AMESP, analizan de qué manera participa la seguridad privada en el efecto inflacionario que hoy afecta a la mayoría de los mexicanos.

La seguridad privada en México está compuesta de siete modalidades y varias sub-modalidades, entre las que destacan: sistemas GPS, vigilancia en casas, comercios, fábricas, transportes, hoteles, bancos, plantas de producción y distribución, aeropuertos, carreteras; monitoreo con sistemas de videovigilancia; traslado de valores; guardias, binomios caninos, escoltas, blindados, ciberseguridad; consultores que dan entrenamiento y desarrollan controles de confianza y análisis de riesgo.

Además, la especialización de servicios, el desarrollo tecnológico y políticas empresariales de corporativos extranjeros que invierten en México dan pie a que crezcan las inversiones en seguridad privada para la protección de sus instalaciones, sus procesos de logística, contratación de personal e inclusive estrategias de defensa en el ciberespacio.

La seguridad privada hoy se posiciona como una necesidad recurrente en los programas de inversión de todo tipo de empresas en todas las entidades federativas del país.

Asimismo, la seguridad es hoy un renglón importante que consideran las familias, dado los crecientes índices de inseguridad

Es, por tanto, un componente estratégico en la economía y en el desarrollo nacional. En los últimos años este sector ha registrado un importante crecimiento y auge no sólo por la inseguridad que se vive sino porque se trata de una industria vinculada al desarrollo. Principalmente acompaña el crecimiento del país, camina y apoya el nacimiento y progresión de las ciudades y sociedades mexicanas con profesionalismo y con desarrollo tecnológico, la creación y continuidad de los negocios y las infraestructuras.

Estas empresas han tenido en los últimos años una gran demanda en los sectores público y privado, a tal grado de que están ya en todos los rubros. Es por ello que los empresarios de la AMESP perciben un impacto en sus operaciones por el alza de los precios y han decidido analizar los factores macroeconómicos para entender las causas y buscar alternativas para asegurar sus operaciones en beneficio de sus clientes.

Dicho análisis señala que la inseguridad que se percibe en el país es uno de los principales factores que inciden en el incremento de la inflación y obstaculizan el crecimiento económico de México.

Una encuesta del Banco de México entre grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjeros demostró que los tres principales factores que afectan el crecimiento económico de México se asocian con la gobernanza en un 44%, la inflación 15% y las condiciones externas 14%.

La primera se refiere a la inseguridad pública con el 18%, presiones inflacionarias 12%; la falta de estado de derecho 11% y la incertidumbre política el 9% de las respuestas.

Preocupados por esta situación, la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP) presentó en su primera Asamblea General Ordinaria de Asociados 2023 un análisis sobre el Entorno Económico de México: desafíos, perspectivas y análisis, a cargo del doctor en economía, analista económico y financiero, Roberto J. Manríquez Delgado.

Este hizo una amplia exposición sobre la situación económica actual del país y señaló que este año de 2023, no va a ser de recesión, pero si de desaceleración económica. Es decir, vamos a crecer menos y va a haber menos ventas de todos los productos a nivel general, debido a la alta inflación que se registra.

A esto se suma al clima de incertidumbre que priva en el país previo a las elecciones presidenciales del próximo año.

La AMESP agrupa actualmente a las 216 empresa de seguridad privada más importantes que operan, debidamente regularizadas, en el país y es el principal promotor de la aprobación de la Ley General de Seguridad Privada, que permita la legalización de las empresas privadas de seguridad que existen en México, la creación de una Cámara Nacional de la Industria de la Seguridad Privada y la profesionalización y mejora económica de todo el personal que labora en estas.

En esta primera asamblea general ordinaria del 2023, encabezada por su nuevo presidente para el periodo 2022-2024, Gabriel Bernal Gómez, se informó de la reciente firma de la alianza estratégica entre la AMESP y la Unión Nacional de Empresas de Seguridad Privada y Adherentes A.C. (UNESPA).

Con ello se pretende unir a estas dos asociaciones para compartir beneficios entre ambas. El convenio fue firmado por sus presidentes Gabriel Bernal Gómez por la AMESP y David Izquierdo por la UNESPA.

Este convenio es parte del propósito de la AMESP, de sumar y regularizar al mayor número de empresas de seguridad privada que existen en el territorio nacional.

También en la asamblea se dio a conocer la conformación de 23 comisiones de trabajo, que habrán de fungir en el periodo 2022-2024.

A la asamblea de la AMESP, acudió como invitado el Mtro Ignacio Hernández Orduña, Director General de Seguridad Privada de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y la Lic. Brisa Espinosa, presidenta nacional de ASIS México, entre otros.

Check Also

Xóchitl Gálvez ofrece desmilitarizar al país y que su gobierno será humanista

>> Se buscará fortalecer la Guardia Nacional duplicando su número de elementos >> “No tengan …