PULSO/ Hasta las manitas

EDUARDO MERAZ. Dado que en el 2021, no le alcanzó con la pequeña ayuda de de la delincuencia organizada para mantener la mayoría calificada en el Congreso; que tampoco los “acarreos” de Mario Delgado pudieron levantar la consulta revocatoria; esperan ver resultados positivos con la participación de sus “corcholatas” en las elecciones de seis estados.

Conforme los reveses se le van acumulando al mandatario sin nombre, cada vez es más descarada su intromisión en las justas electorales, sin tomar en consideración los efectos nocivos de su administración en la vida de millones de mexicanos y el hastío de un discurso repetitivo y ramplón, que ya no conmueve.

La actitud desdeñosa para las 900 mil víctimas y sus familiares por sus erráticas y fallidas estrategias de salud y seguridad, tienen un costo en las urnas, el cual se niega a pagar, y por ello recurre a toda clase de marrullerías para impedir un descalabro mayor en este 2022.

Si ni así logran el seis de seis tan presumido por todo el morenismo en pleno, será una demostración irrefutable de que las trapacerías cometidas en con motivo de las elecciones en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas perdieron su efecto ante el descontento social.

Por lo visto en las semanas recientes, funcionarios, legisladores y, quizá, los bien portados hace un año -los delincuentes que también son seres humanos y merecen respeto-, han metido mano a más no poder en todo el proceso electivo, para ver si así logran vía chantajes, condicionamiento o compra de votos hacerse de las gubernaturas en disputa.

Pero si vamos más a fondo, nos daremos cuenta del dulce encanto que tiene para el presidente sin nombre y sus huestes, de andar hasta las manitas en eso de las campañas y las votaciones, dan muestras palpables de su adicción innata  de violentar el marco jurídico que les produce una permanente embriaguez  de ejercer el “pinchi poder” -Mario Marín dixit.

Poco les importa andar arrastrando la cobija de la legalidad y enlodando el apellido de la democracia representativa. Si ganan porque ganan y si pierden porque pierden, a Morena y sus aliados nada les embona ni les place hasta en tanto no tengan el control absoluto del sistema electoral del país, ser juez y parte.

La villanía es su esencia. La única manera de erradicarla es que la propia ciudadanía haga valer el respeto a la voluntad popular y el pleno ejercicio de la ley de parte de las autoridades electorales.

Los resultados de los comicios del próximo 5 de junio, serán indicativo de hasta dónde pasar por encima de la ley es rentable, o bien si la cruda realidad del voto de castigo le quita el gusto a los cuatroteístas de andar hasta las manitas.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

En 2021, el presidente sin nombre y sin gracia tuvo ingresos por un millón 628 mil 717 pesos, de acuerdo con su declaración patrimonial y de intereses 2022 y reportó que su única fuente de ingresos es su sueldo como funcionario público.

¿Y los tres millones de pesos que dijo haber obtenido por su libro “A la mitad del camino”, que según él se convirtió en un bestseller, por haber obligado a los servidores públicos a comprarlo, cuándo los va a reportar?

[email protected]

@Edumermo

www.entresemana.mx

Check Also

PULSO/ Ahora como antes

EDUARDO MERAZ Como si se tratara de un “Déjà vu”, hoy se da a conocer, …