PALABRAS MÁS/ Ya lo platicaremos

A fin de cuentas, pensar libremente significa

también distanciarse del cuerpo.

 Salir de esa jaula que te limita.

Romper las cadenas y simplemente

darle alas a la mente.

Haruki Murakami

ARTURO SUÁREZ RAMÍREZ/ @arturosuarez

Aquí he hablado en innumerables ocasiones del ejercicio de comunicación que es la mañanera. Lo que fue algo inédito y que López Obrador llamó un ejercicio de comunicación circular, terminó como burdo show para destilar veneno.

Esa estrategia salió de la oficina de Jesús Ramírez Cuevas quien inventó a sus comunicadores, algunos se le salieron de control, otros quisieron incrustarse en la campaña de Claudia Sheinbaum y obviamente quieren estar en lo que será el gobierno de la científica.

Cuando los periodistas cuestionan al presidente lo meten en aprietos y de inmediato se echa a andar la maquinaria para salir al paso, otro de los “periodistas” de Ramírez Cuevas cuestiona a modo para que el Pejelagarto se regodee. Si lo anterior no es suficiente o el personal “perdonavidas” de presidencia lo considera vienen los castigos, las suspensiones, así lo han denunciado en la conferencia, se lo han dicho en la cara al vocero, aunque la narrativa es de ser un espacio plural.

Ese tipo de conferencias las pusieron en marcha por parte de los gobernadores, algunos con mejores resultados, otros perdían la cabeza al enfrentar a periodistas de verdad, ahí está Cuitláhuac García que imitando el acento tabasqueño contestaba de forma grosera, Cuauhtémoc Blanco, Layda Sansores y en la Ciudad de México Claudia Sheinbaum.

Ayer se llevó a cabo la primera reunión de López Obrador con Claudia Sheinbaum, por primera vez se presentó en el salón Tesorería para una conferencia que duró alrededor de 26 minutos y puras evasivas a los cuestionamientos.

Un colega que ha cubierto la mañanera desde el inicio, me dice que la conferencia fue muy opaca, que fue cuestionada en cuanto a quien conformará el equipo de transición, además de su gabinete, pero todo se le fue en “ya lo platicaremos”, toda la conferencia fue esa misma respuesta, el tema de fondo es que realmente las preguntas estuvieron demasiado controladas, incluso de los que ya se señalan que serán parte de Comunicación Social del próximo sexenio impidieron que se le preguntara abiertamente a la exjefa de gobierno.

Las preguntas que si se permitieron fueron de medios que han sido beneficiados por el todavía gobierno de AMLO, el control de las preguntas fue muy vigilado, como cuando ella era jefa de gobierno, así que parece que la estrategia va a continuar, solo habrá para los medios que ellos consideren aliados del gobierno.

Cabe destacar que Sheinbaum no tiene la facilidad de palabra de AMLO, es de resaltar que minutos después de su conferencia el peso mexicano se hundió, la moneda cayó hasta un 1.8% a 18.58 por dólar en las primeras operaciones en Asia.

A Claudia Sheinbaum también la caracteriza su intolerancia e incluso es más radical que López, veremos si es capaz de enfrentar a la prensa sin una actitud vulgar y control como el que se va… pero mejor ahí la dejamos.

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

www.entresemana.mx

Check Also

PALABRAS MÁS/ La picota de la 4T

El prolongado cautiverio, la incertidumbre del mundo, el hábito de obedecer había resecado en su …