Migrantes sufren abusos en frontera sur de México por presión de EU, acusa Human Rights Watch; avanza caravana de más de 11 mil


Ciudad de México, 06 de junio (entresemana.mx). Los migrantes que ingresan a México por su frontera sur enfrentan abusos y dificultades para obtener protección y estatus legal bajo la “presión” de las políticas migratorias de Estados Unidos para impedir que lleguen a ese país, denunció este lunes Human Rights Watch (HRW) en Los Ángeles, en coincidencia con el inicio de la Cumbre de las Américas en esa ciudad.
“La delegación de la política migratoria estadounidense a México ha dado lugar a graves abusos y (ha) obligado a miles de personas a esperar en condiciones nefastas para solicitar protección”, indicó Tyler Mattiace, de HRW.
En tanto, desde Tapachula, Chiapas, una nueva caravana integrada por entre 11 y 15 mil migrantes de distintas nacionalidades partió la mañana del lunes, con el objetivo de llegar a la frontera con Estados Unidos y solicitar asilo.
“Los migrantes que cruzan la frontera sur de México huyendo de violencia y persecución enfrentan abusos, demoras y dificultades para obtener protección y a menudo están obligados a esperar cerca de la frontera durante meses en condiciones inhumanas sin poder trabajar o encontrar dónde vivir”, indicó HRW.
Los países de la región deberían comprometerse a poner fin a políticas migratorias abusivas y a garantizar que quienes buscan protección sean recibidos en cualquier parte del continente, señaló hoy la organización en un comunicado.
Sostuvo que han aumentado sustancialmente los pedidos de refugio y las detenciones de migrantes en México “mientras el presidente estadounidense, Joe Biden, sigue negando el acceso al asilo en la frontera sur de Estados Unidos”.
Recordó que el gobierno del expresidente Donald Trump (2017-2021) puso en práctica en 2019 la iniciativa Protocolo de Protección de Migrantes (MPP, en inglés) y en marzo de 2020, el Título 42, una medida sanitaria que autoriza la expulsión expedita de los extranjeros que llegan a la frontera amparados en la pandemia de la Covid-19, por lo cual cientos de miles de personas solicitantes de asilo quedan obligadas a esperar en México el curso de sus trámites.
El gobierno de Biden, en cumplimiento de órdenes de los tribunales, ha continuado usando ambas medidas. Y por eso, ha presionado al presidente López Obrador, para que intensifique los esfuerzos por detener la migración aumentando las restricciones sobre los migrantes que ingresan a México o se trasladan por ese país.
Según HRW en 2021, México detuvo a más de 307 mil migrantes, la cifra más alta registrada en ese país. Asimismo, 130 mil 863 personas solicitaron refugio en México, cifra sin precedentes en el vecino país y la tercera más elevada a nivel mundial, según la Alta Comisaría de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur).
La mayoría de quienes ingresan por la frontera sur son personas negras, morenas e indígenas de América Central y el Caribe que no tienen visas para entrar a México, precisó.
Casi la mitad de quienes solicitaron la condición de refugiado en México en 2021 eran haitianos.

Caravana de entre 11 y 15 mil migrantes avanza por México; CNDH solicita protección
Una nueva caravana integrada por entre 11 y 15 mil migrantes de distintas nacionalidades partió la mañana del lunes de la ciudad fronteriza de Tapachula, Chiapas, con el objetivo de llegar a la frontera con Estados Unidos y solicitar asilo.
El contingente partió aproximadamente a las 6:00 horas del lunes y logró avanzar hasta la comunidad de Álvaro Obregón, donde tienen contemplado pernoctar.
De acuerdo con el activista Luis García Villagrán, el 80% de los migrantes que componen la caravana son venezolanos. La mayoría ha esperado en Tapachula por semanas, y hasta meses, a que las autoridades mexicanas les resuelvan su estatus migratorio pero no han tenido éxito
“La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados está dando citas para agosto. La oficina de regulación del Instituto Nacional de Migración (INM) va a atender para finales de septiembre o principios de octubre. Esto implicaría tener aproximadamente a 200 mil migrantes varados en Tapachula”, declaró García Villagrán.
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares a diversas autoridades federales y del estado de Chiapas, a fin de salvaguardar los derechos humanos de las niñas, niños, adolescentes, mujeres embarazadas, personas mayores, con problemas de salud y con discapacidad que integran la caravana.
En particular, solicitó al INM generar mesas de trabajo con la finalidad de agilizar los procedimientos de regularización migratoria, estableciendo los suficientes recursos técnicos y humanos para llevarlos a cabo, y una vez expedidas las tarjetas respectivas, se garantice al tránsito libre por territorio nacional de las personas

Check Also

Reforma electoral atenta contra la democracia; sus consecuencias las pagará la sociedad, advierte Lorenzo Córdova

>> Participa Consejero Presidente en encuentro académico en la Universidad de Monterrey >> En 2024 …