EL OTRO DATO/ Por “decretazo”, al Santa Lucía

JUAN CHÁVEZ. Todas las aerolíneas tendrán que buscar donde colocar las operaciones fuera del AICM, ante la inminencia de un decreto presidencial que rebajará, de 61 a 50 las operaciones por hora en el aeropuerto capitalino.

La finalidad es elevar las operaciones en la terminal de Santa Lucía en demostración de que si “pifa”, aunque la Federación internacional de Pilotos alerta sobre incidentes en el AICM por operación del AIFA.

La operación simultánea de dos aeropuertos en la Ciudad de México ha provocado distintos incidentes relacionados con la seguridad aérea, advirtió este jueves la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas.

Las aerolíneas que vuelan desde y hacia el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) reducirán sus vuelos ante el decreto, próximo a publicarse, con el que el Gobierno pretende tener 50 operaciones por hora en el puerto aéreo capitalino.

El decreto aún no se hace, pero es algo en que ha venido  trabajando la Subsecretaría de Transportes  con la industria, dado que el AICM requiere de mantenimiento, eficiencia, mejoras operativas y no se pueden hacer cuando está operando en niveles de saturación.

La disminución de 11 operaciones cada hora, aliviará la saturación del aeropuerto capitalino y alimentará los vuelos a Santa Lucía, Toluca e, incluso Puebla.

El plan abarca la disminución en hasta 30 por ciento los vuelos del AICM.

El objetivo del decreto es reducir la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, así como llevar más vuelos al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, que luego de mes y medio de su inauguración no ha tenido un aumento de operaciones por día significativo.

Las operaciones que serían movidas son vuelos chárter, de operaciones oficiales y otros vuelos comerciales regulares, de acuerdo con el decreto que se prevé sea publicado en dos semanas.

La Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas sostiene que no ha sido rediseñado el espacio aéreo, luego de la inauguración del AIFA, lo que ha provocado problemas como vuelos con baja reserva de combustible por prolongados patrones de espera o desvíos para aterrizar, y un significativo número de alertas de proximidad al terreno.

Al parecer la torre de control tuvo poco entrenamiento sobre cómo operar esta nueva configuración del espacio aéreo.

Expertos reportan las complicaciones para operar dos aeropuertos en una ciudad rodeada de montañas y a más de 2,200 metros sobre el nivel del mar.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Como en la guerra fría

JUAN CHÁVEZ En Cuba hay submarinos y barcos atracados en los puertos de La Habana …