EL OTRO DATO/ Muerte a reforma eléctrica

JUAN CHÁVEZ. Este domingo de resurrección, que parecía tener acuerdo fast track de la oposición para no entrar al maratónico debate que la diputación morenista despliega para alargar la sesión de discusión, marca el primer round para el morenismo de López Obrador.

Si los tres partidos de la coalición “Va por México” y Movimiento Ciudadano se mantienen firmes en no aprobar la reforma propuesta por el quijote de Palacio, no se ve el caso de participar en el debate que comenzó 5 horas después de la convocatoria de la sesión, a las 10 de la mañana.

Hasta  las 3 de la tarde  inicio la discusión de la iniciativa de reforma eléctrica en la Cámara de Diputados luego de una pausa generada por la propuesta de la legisladora de Morena Andrea Chávez  para que Margarita Zavala no participara en la sesión.

Tras un primer receso, la Cámara  reinició la sesión, con el rechazo a la petición de excusarse del presidente de la mesa directiva, el diputado de Morena, Sergio Gutiérrez, a las diputadas panista Margarita Zavala y la perredista Edna Díaz, quienes rechazaron esa petición porque no tienen problemas de interés como las acusó la diputada de Morena.

La sesión reanudó con el rechazo de la diputada Zavala de no votar y tras una reunión a puerta cerrada de  la Junta de Coordinación Política (Jucopo) que rechazó la petición de Morena para excluir a las diputadas Margarita Zavala y Edna Díaz  de la votación de la reforma eléctrica, por presuntos conflictos de interés.

En la reunión, los coordinadores parlamentarios determinaron que en ninguno de los casos hay conflictos de interés. Morena y sus aliados tiene mayoría calificada al interior de la Jucopo, sin embargo, solo Morena apoyo la propuesta de sus diputados, pues incluso Partido del Trabajo y Partido Verde rechazaron vetar a Zavala y a Díaz.

Para que sea aprobada la reforma eléctrica, Morena necesita 56 votos más, pero el PRI, PAN, PRD y MC votarán en contra.

La maniobra de los morenistas, sin embargo, está en pie. Igual que la postura de los cuatro partidos opositores. Entonces, ¿si la rigidez de unos y otros no varía, para que debatir lo que está muerto?

No habrá reforma a los 3 artículos constitucionales (25, 27 y 28) que implica la reforma energética obradorista. Y la conocida como “Ley Bartlett”, pasará al valle de los olvidos aunque el debate rebase la media noche y continúe mañana. Los partidos opositores no entregarán al bando morenista los 56 votos que requiere para ganar la votación calificada.

La sesión, sin embargo, registró, al pasarse lista en las pantallas, una asistencia de 488 disputados. Un récord. Solo faltaron 12 de los 500 que integran el órgano legislativo. Aunque para las 6 de la tarde, el número había mermado.

www.entresemana.mx

Check Also

EL OTRO DATO/ Kamala podría batear home run

JUAN CHÁVEZ Estados Unidos podría tener también Presidenta. Es posible que así sea por dos …