CIUDADANO DE A PIE/ Telecomm y los préstamos incobrables

VERÓNICA VALDÉS GONZÁLEZ. Hace unas semanas el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que Telecomm-Telégrafos se convertirá en “Financiera para el Bienestar”, con el fin de recibir pagos,  remesas, ahorros,  además de ofrecer créditos públicos como las “Tandas del Bienestar” y “Crédito a la palabra”, programas insignia de la Cuarta Transformación, por lo que trabajará en conjunto con el Banco del Bienestar.

Ofrecer servicios financieros no es nuevo para Telecomm, desde hace 33 años (1989) este organismo, descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, realiza recepción y pago de remesas, funciona como corresponsalía de los bancos más grandes del país.

Además canalizar recursos económicos de los programas sociales implementados en los dos sexenios anteriores; de hecho se convirtió en una importante red de pagos en todo el país, especialmente en las zonas rurales y populares urbanas, menores de 50 mil habitantes, todo lo anterior además de dar el servicio público telegráfico, comunicaciones vía satélite y de redes de telecomunicaciones.

Cuenta con mil 700 sucursales, tiene presencia en mil 205 municipios, lo que representa un cobertura de 87.15 por ciento de la población total del país, equivalente a 112 millones de habitantes.

Como corresponsalía de los bancos, opera de acuerdo a lo que cada institución desea ofrecer a sus clientes, la esencia de su función es recibir  pagos, hacer retiros, pago de tarjetas de crédito, consulta de saldos y eventualmente hacer pagos de créditos para el propio banco, todo lo anterior de acuerdo con los lineamientos establecidos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

El presidente López Obrador anunció nuevas tareas para Telecomm, ahora bajo la figura de Financiera del Bienestar recibirá ahorros y entregará créditos;  de hecho será “la única institución para entregar Créditos a la Palabra y Tandas para el Bienestar, además de un centro de atención a migrantes”, declaró el presidente.

Hasta ahora no se ha definido cómo operará Telecomm, ni cómo se financiará este proyecto; es importante conocer si únicamente canalizará  los créditos o se encargará de realizar todos los trámites para el otorgamiento de los mismos.

Otorgar créditos no es una tarea fácil,  requiere capital humano con experiencia financiera que garantice la recuperación al cien por ciento del dinero que se presta, lo que hasta ahora no ha sucedido.

De los siete mil 33 millones de pesos que el gobierno federal  destinó a las Tandas del Bienestar entre 2019 y 2021 solo se ha recuperado 800 millones de pesos, alrededor del once por ciento.

Lo anterior provocó que la asignación de los recursos para este programa disminuya año con año debido a que los reembolsos que deberían realizar los beneficiarios no se han dado como se esperaba.

Tal ha sido la situación que de hecho está cerrada la llave de estos créditos y  el presidente López Obrador, en una de sus conferencias mañaneras,  pidió a quienes tienen estos créditos que los paguen.

Los resultados negativos han sido de tal magnitud  que el  gobierno federal decidió no asignar recursos a este programa y dejarlo fuera del Presupuesto de Egresos de la Federación, el financiamiento de este año será solo con  los reembolsos que se obtengan.

Dar a Telecomm la responsabilidad de manejar estos créditos y de recuperarlos  parece más una ocurrencia, que una propuesta previamente estudiada y planeada,  al igual que en otras ocasiones “la moneda está en el aire”

www.entresemana.mx

Check Also

CIUDADANO DE A PIE/ Nacional Monte de Piedad, nuevos retos

VERÓNICA VALDÉS GONZÁLEZ. A dos siglos y medio de su existencia, el  Nacional Monte de …