CARTAS DESDE CHICAGO/ “Meeting” de Ineficacias y fantasías

Con la reunión a contentillo del presidente mexicano Andrés M. López Obrador con su homólogo estadounidense Joe Biden, más allá de poder resolver retos comunes como la economía, migración, seguridad y medio ambiente, fue para exhibir ineficacias y fantasías.

ROGELIO FAZ. Como preámbulo tenemos el antecedente de AMLO, su obsesión por dejar huella en la historia partiendo de los pecados del pasado. Que lo llevan a decir y hacer cosas que caen en lo absurdo.

Si en realidad quisiera combatir la corrupción necesitaría propuestas sensatas, convincentes y cordura, pero su conciencia lo traiciona cada que habla: hipocresía, corrupción, deshonestidad, mentira y pare de contar. Él personifica todo lo que señala de sus ‘adversarios enemigos’. Peeero le sirve para mantener la antorcha encendida del rencor social.

Para contrarrestar a las críticas usa el insulto burlón y la ofensa, que complace a quienes se sienten víctimas de ese pasado y ven en él a su portavoz.

Pretende ser el líder de la democracia y recientemente de la libertad mundial: Fantasía. ¿Alguien cree que, lo que le funciona en México será igual en el extranjero que no sean países ‘balines’?

Entre realidad y fantasía

Si esto se limitara solo al show mediático local no pasaría de guasa, pero conlleva decisiones que tienen un efecto comprometedor para el país, empezando por sus proyectos de infraestructura militarizada fuera de todo presupuesto y sin rendir cuentas claras a nadie: Ineficiencia.

El cree que su karma es suficiente como para no ensuciarse en el fango. Pero se tambalea entre realidad y fantasía. Se observa sobre todo en su lenguaje corporal con movimiento de brazos como para mantener el equilibrio que no concuerdan con lo que está diciendo o en sus gestos faciales retorcidos, que suele acompañar con una risita sarcástica.

Además, incongruencia en frases sin orden y sin concluir que después de un ronroneo brinca y o lo mezcla con otro tema para continuar con la misma actitud. Cuando se le acaba el imaginario, entonceeess, recurre a la frase ofensiva o chusca. Que será el tema central de los días siguientes.

AMLO y la antorcha de la libertad

Como si se tratara de una carrera olímpica de relevo, AMLO quiere tomar la estafeta o, mejor dicho, la antorcha de la libertad para liberar al pueblo oprimido por la oligarquía conservadora del siglo XIX en pleno siglo XXI, de ser así, estamos ante alguien que perdió el sentido de la realidad.

En economía, seguridad y medio ambiente solo tiene monólogos cantinflescos.

Si en esas condiciones trata asuntos internacionales, hará el show con lo que México obtendrá otro Globo de Oro con un nuevo mimo. Por lo que habría que quitar la Estrella del paseo de la fama en Hollywood de Cantinflas para poner la de El Peje.

En adición, una estatua en Washington, DC, lanzando besitos a los paisanos que, como buen líder pollero pide más flujo migratorio por el bien de EU para que no ‘truenen’ los empresarios gabachos.

La coperacha del cuate Biden

Mientras que Joe Biden no pela un chango a nalgadas, aun así, está pensando en la reelección. ¿No siente que debe pasar la estafeta? ya no tiene aliento ni visión para ver la meta. Al grado que Donald Trump ya anuncio que quiere regresar a la Casa Blanca.

Sobre inmigración: Sin negar que hay que tomar medidas humanitarias o respetar acuerdos internacionales, estas se deben de ajustar a la capacidad del país receptor y EU o cualquier otro no están preparados para procesar, atender y mantener a tanto migrante.

Con todo, Biden hace declaraciones que estimulan la inmigración indocumentada con consecuencias fatales que lo convierten en cómplice.

La economía está a punto de recesión tipo república bananera. Tiene como pretexto la invasión de Rusia a Ucrania, con un Vladimir Putin desafiante que al ver las debilidades santurronas suicidas de Biden como fue la retirada militar intempestiva de Afganistán, ve una oportunidad de agarrarlo a nalgadas en público.

“immigrant dream”

Este tipo de “meetings” para tratar asuntos donde se necesita lucides mental y carácter, sirvió solo para exponer ineficacias y fantasías. Y si a esas vamos, entonceeess; ¿porque no fundan la “Immigrant City, Méjico”, en la frontera?

Están todos los componentes: mano de obra con mucha gente trabajadora para construir: schools, factories, el immigrant Hall, el immigration dream park, el AMLO/Biden Boulevard, el restaurant Burger Fat Ebrard, un Big McKen beans, que tal Jill breakfast tacos, sin falta el IRS para que paguen impuestos y sepan lo que cuesta el dream, y que el mayor de la city sea Irineo Mujica, un líder coyote.

El gasto que implican las caravanas y la inversión que pretende dar Biden, más el capital de los migrantes que se usa para pagar coyotes pues da para eso y más. Hasta para poner estatuas. ¿Por qué no, acaso AMLO no es bueno para emprender grandes obras y Biden para repartir billetes?

[email protected]

www.entresemana.mx

Check Also

CARTAS DESDE CHICAGO/ Immigrants vs. Inmigrantes

El migrante puede convertirse en un riesgo mayor a su aventura de buscar una mejor …